Deuteronomio 17

1No inmolarás al Señor tu Dios animal de ganado vacuno u ovino que tenga falta o defecto, pues sería una cosa detestable para el Señor tu Dios. 2Si en alguna de las ciudades que el Señor tu Dios te va a dar se encuentra un hombre o una mujer que hace algo que desagrada al Señor tu Dios y rompe su alianza 3dando culto a otros dioses y postrándose ante ellos: ante el sol, la luna o cualquier otro astro del cielo, cosa que yo no he mandado; 4si te lo denuncian o te enteras, harás una minuciosa investigación, y si se confirma el hecho y es verdad que se cometió tal abominación en Israel, 5llevarás a las puertas de la ciudad al hombre o mujer que haya cometido tal perversidad y los apedrearás hasta que mueran. 6Para condenar a muerte a un hombre es necesaria la declaración de dos o tres testigos. Nadie será condenado por la declaración de un solo testigo. 7Los testigos serán quienes inicien la ejecución del condenado, y luego los seguirá todo el pueblo. Así extirparás el mal de en medio de ti. 8Si en tu ciudad hay una causa difícil de resolver, sea de homicidio, riña, heridas u otro litigio cualquiera, te pondrás en camino e irás al lugar que haya elegido el Señor tu Dios. 9Una vez allí, te presentarás a los sacerdotes levitas y al juez de turno y los consultarás; ellos dictarán la sentencia oportuna. 10Te atendrás a la sentencia que te hayan dictado en el lugar elegido por el Señor y cumplirás minuciosamente todas sus instrucciones. 11Seguirás exactamente su enseñanza y sus preceptos, sin apartarte a derecha ni a izquierda de lo que te indiquen. 12El que proceda con soberbia y desobedezca al sacerdote puesto allí al servicio del Señor tu Dios y al juez, morirá. 13Así extirparás el mal de Israel, y el pueblo, al saberlo, temerá y no se portará con arrogancia. 14Cuando hayas entrado en la tierra que el Señor tu Dios te da y la hayas ocupado y vivas en ella; si quieres tener un rey como las naciones de alrededor, 15nombrarás rey a quien elija el Señor tu Dios. Lo elegirás de entre tus hermanos; no harás rey a un extranjero, a uno que no sea de los tuyos. 16Pero no tendrá muchos caballos ni hará regresar al pueblo a Egipto para aumentar el número de caballos, pues el Señor dijo: «no regresarán jamás por ese camino». 17Tampoco tendrá muchas mujeres, no sea que se desvíe su corazón; ni grandes cantidades de oro o plata. 18Cuando suba al tropersonal. no real, mandará que le escriban una copia de esta ley, según el ejemplar que guardan los sacerdotes levitas. 19La tendrá consigo y la leerá todos los días de su vida, para que aprenda a respetar al Señor su Dios, observando todos los preceptos de esta ley y poniendo en práctica sus disposiciones. 20De esta manera no se creerá superior a sus hermanos, ni se desviará de la ley, ni a derecha ni a izquierda. De este modo, él y sus descendientes tendrán un largo reinado en medio de Israel.

will be added

X\