Baruc 5

1Jerusalén, deja tu vestido de luto y miseria, y vístete de fiesta con la gloria que Dios te concede 2Colócate el manto de la victoria de Dios, adorna tu cabeza con la diadema gloriosa del Dios eterno. 3Porque Dios mostrará tu esplendor a todos los pueblos de la tierra. 4Dios te dará para siempre este nombre: «Paz en la justicia, Gloria en la piedad». 5Levántate, Jerusalén, colócate en lo alto y mira hacia oriente; ahí están tus hijos convocados desde donde sale el sol hasta el ocaso, por la palabra del Santo, alegres porque Dios se ha acordado de ellos. 6Salieron de ti a pie, conducidos por el enemigo, pero Dios te los devuelve con honor, transportados como en un trono de rey. 7Porque Dios ha mandado que todo monte elevado y toda colina perenne se abajen; que los valles se emparejen y se nivele la tierra, para que Israel avance seguro guiado por la gloria de Dios. 8El ha ordenado a los bosques y a todos los árboles aromáticos que den sombra a Israel. 9Porque Dios conducirá a Israel con alegría al resplandor de su gloria, en medio de su misericordia y de su fuerza salvadora.

will be added

X\