Amós 7

1El Señor, mi Dios, me mostró esta visión: Comenzaba a crecer la hierba, la que nace a continuación de la que se corta para el rey, y el Señor estaba preparando una plaga de langostas 2dispuestas a devorar toda la hierba del país. Entonces yo dije: «Perdona a Jacob, Señor Dios, te lo suplico; ¿Cómo podría resistir, siendo tan pequeño?» 3Y el Señor se arrepintió y dijo: «Eso no sucederá». 4El Señor me mostró esta visión: Convocaba el Señor al fuego para juzgar, un fuego que había devorado ya el gran océano y comenzaba a devorar el territorio. 5Entonces yo dije: «¡Detente, Señor Dios, te lo suplico! ¿Cómo podrá resistir Jacob siendo tan pequeño?» 6Y el Señor se arrepintió y dijo: «Eso no sucederá». 7El Señor me mostró esta visión: Estaba el Señor sobre una pared, con un nivel de albañil en la mano. 8El Señor me preguntó: «¿Qué ves, Amós?» Respondí: «Un nivel de albañil». Y el Señor me dijo: «Yo pongo el nivel de albañil en medio de mi pueblo Israel; no volveré a perdonarlo. 9Los lugares de culto de Isaac serán derribados, y destruidos los santuarios de Israel; yo empuñaré la espada contra la familia de Jeroboán». 10Amasías, sacerdote de Betel, mandó a decir a Jeroboán, rey de Israel: –Amós está conspirando contra ti en medio del pueblo de Israel; el país no puede ya soportar todas sus palabras. 11Porque así dice Amós: «Jeroboán morirá a espada e Israel será deportado lejos de su tierra». 12Y Amasías dijo a Amós: –Vete, vidente, márchate a Judá; gánate la vida profetizando allí. 13Pero no sigas profetizando en Betel, porque es el santuario del rey y el templo del reino. 14Amós le respondió: –Yo no era profeta ni discípulo de profeta, sino que me dedicaba a cuidar el ganado y cultivar higueras. 15Pero el Señor me tomó y me ordenó que dejara el rebaño diciéndome: «Vete y profetiza a mi pueblo Israel». 16Y ahora escucha la palabra del Señor. Tú dices: «No profetices contra Israel, no pronuncies oráculos contra la descendencia de Isaac». 17Pues bien, así dice el Señor: Tu mujer se prostituirá en la ciudad, tus hijos y tus hijas morirán a espada, y tu tierra será puesta a remate; tú mismo morirás en una tierra impura, e Israel será deportado lejos de su tierra.

will be added

X\