Hechos 6

1Por aquellos días, debido a que aumentaba el número de los discípulos, los creyentes de origen helenista se quejaron contra los de origen judío, porque sus viudas no eran bien atendidas en la distribución diaria de los alimentos. 2Los Doce convocaron a todos los discípulos y les dijeron: –No está bien que nosotros dejemos de anunciar la palabra de Dios para dedicarnos al servicio de las mesas. 3Por tanto, hermanos, elijan de entre ustedes, siete hombres de buena fama, llenos del Espíritu Santo y de sabiduría, a los cuales encomendaremos este servicio, 4para que nosotros podamos dedicarnos a la oración y al ministerio de la palabra. 5La proposición agradó a todos, y eligieron a Esteban, hombre lleno de fe y del Espíritu Santo, y a Felipe, Prócoro, Nicanor, Timón, Parmenas y Nicolás, prosélito de Antioquía. 6Los presentaron ante los apóstoles, y ellos, después de orar, les impusieron las manos. 7La palabra de Dios se extendía, el número de discípulos aumentaba mucho en Jerusalén, e incluso muchos sacerdotes aceptaban la fe. 8Esteban, lleno de gracia y de poder, hacía grandes signos y prodigios en medio del pueblo. 9Algunos de la sinagoga llamada «­de los libertos», a la que pertenecían cirenenses y alejandrinos, y algunos de Cilicia y de la provincia de Asia, se pusieron a discutir con él, 10pero al no poder contradecir la sabiduría y el espíritu con que hablaba, 11sobornaron a unos hombres para que dijeran: –Hemos oído a éste blasfemar contra Moisés y contra Dios. 12De este modo, amotinaron al pueblo, a los ancianos y a los maestros de la ley. Luego, llegando de improviso, lo arrestaron, lo llevaron al Consejo de Ancianos 13y presentaron testigos falsos, que decían: –Este hombre no cesa de hablar contra el templo y contra la ley. 14Le hemos oído decir que ese Jesús Nazareno destruirá este lugar santo y cambiará las costumbres que nos transmitió Moisés. 15Todos los que estaban en el Consejo de Ancianos lo miraron con atención, y les pareció que su rostro era como el de un ángel.

will be added

X\