2 Samuel 9

1David preguntó: –¿Queda algún sobreviviente de la familia de Saúl a quien pueda yo favorecer en memoria de Jonatán? 2Mandaron llamar a un criado que había tenido la familia de Saúl, llamado Sibá. Le condujeron adonde se encontraba David, y el rey le preguntó: –¿Eres tú Sibá? El respondió: –Sí, para servirte. 3El rey le dijo: –¿Queda alguien de la familia de Saúl para que yo pueda favorecerlo por fidelidad a Dios? Sibá respondió: –Todavía queda un hijo de Jonatán, que está lisiado de ambos pies. 4El rey le dijo: –¿Dónde está? Sibá le contestó: –En casa de Maquir, hijo de Amiel, en Lodabar. 5El rey David mandó buscarlo. 6Al llegar Meribaal, hijo de Jonatán, hijo de Saúl, junto a David, se postró rostro en tierra. David le dijo: –¡Meribaal! El respondió: –Aquí tienes a tu siervo. 7David le dijo: –No temas, porque quiero favorecerte en memoria de tu padre, Jonatán. Te devolveré las tierras de tu abuelo Saúl y comerás siempre a mi mesa. 8El se postró y dijo: –No soy digno de que te fijes en un perro muerto como yo. 9El rey llamó a Sibá, el criado de Saúl, y le dijo: –Todo lo que pertenecía a Saúl y a su familia se lo doy al hijo de tu señor. 10Tú cultivarás la tierra para él: tú, tus hijos y tus esclavos; y harás la cosecha para mantener a la familia de tu señor; pero Meribaal, hijo de tu señor, comerá siempre a mi mesa. Sibá, que tenía quince hijos y veinte esclavos, 11respondió al rey: –Tu siervo hará todo lo que el rey, mi señor, le ha mandado. Meribaal comía, pues, a la mesa del rey como uno de sus hijos; 12tenía un hijo pequeño que se llamaba Micá. Todos los que vivían en casa de Sibá estaban al servicio de Meribaal. 13Pero éste vivía en Jerusalén, porque comía siempre a la mesa del rey; era lisiado de ambos pies.

will be added

X\