2 Samuel 23

1Estas son las últimas palabras de David: Oráculo de David, hijo de Jesé, oráculo del hombre enaltecido, del ungido del Dios de Jacob, del cantor de los salmos de Israel: 2El espíritu del Señor habla por mí, y su palabra está en mi lengua. 3Ha hablado el Dios de Jacob, la Roca de Israel me ha dicho: El que gobierna a los hombres con justicia, el que gobierna respetando a Dios, 4es como la luz de la mañana al salir el sol, mañana esplendorosa y sin nubes, en la que después de la lluvia brota el césped. 5Mi dinastía es estable junto a Dios, porque ha hecho conmigo una alianza eterna, plenamente estipulada y segura. ¿No es él quien me da la victoria, y hace que se cumplan mis deseos? 6Pero los malvados son todos como espinos del desierto, que nadie agarra con la mano; 7quien quiere tocarlos lo hace con un hierro o con el asta de la lanza, y los echa al fuego sin dejar rastro de ellos. 8Los nombres de los héroes de David son: Isbaal, el jacamonita, el más famoso de los tres, que empuñó su lanza contra ochocientos hombres y los mató de una sola vez. 9Después de él, Eleazar, hijo de Dodó, el ajojita, uno de los tres héroes. Este estaba con David en Pasdamín, cuando los filisteos se concentraron allí para el combate. Los israelitas se retiraron, 10pero él se mantuvo firme y combatió a los filisteos hasta que la mano se le hinchó y se quedó pegada a la espada. El Señor logró aquel día una gran victoria y la tropa regresó con Eleazar para recoger el botín. 11Después de él, Samá, hijo de Elá el jararita. Los filisteos se habían concentrado en Lejí, en donde había un campo sembrado de lentejas, y el ejército huyó ante ellos, 12pero él se plantó en medio del campo, lo defendió y derrotó a los filisteos. Y el Señor logró una gran victoria. 13Tres de entre los treinta valientes bajaron en el tiempo de la cosecha al lugar donde se encontraba David, a la cueva de Adulán, mientras una tropa de filisteos acampaba en el valle de Refaín. 14Estaba entonces David en el refugio mientras un destacamento de filisteos ocupaba Belén. 15David manifestó este deseo: –¡Cómo me gustaría beber agua del pozo que hay junto a la puerta de Belén! 16Entonces los tres héroes, abriéndose paso a través del campo de los filisteos, sacaron agua del pozo que había junto a la puerta de Belén y se la ofrecieron a David; pero él no quiso beberla, sino que hizo con ella una ofrenda al Señor, 17diciendo: –¡Líbrame, Señor, de hacer esto! ¿No equivale esto a beber la sangre de estos hombres, que arriesgaron por esta agua sus vidas? Y no quiso beberla. Esto hicieron los tres héroes. 18Abisay, hermano de Joab e hijo de Seruyá, era el jefe de los treinta. El empuñó su lanza contra trescientos hombres, los mató y se hizo famoso entre los treinta. 19Destacó entre los treinta y llegó a ser su jefe, pero no igualó a los tres. 20Benayas, hijo de Yoyadá, natural de Cabsel, hombre valiente y de grandes hazañas, fue el que mató a los dos héroes de Moab y el que en un día de nieve bajó a una cisterna y mató en ella a un león. 21Mató asimismo a un egipcio de gran estatura. El egipcio empuñaba su lanza mientras Benayas se dirigió contra él con un palo; logró quitarle la lanza y con ella lo mató. 22Esto hizo Benayas, hijo de Yoyadá, y se hizo famoso entre los treinta valientes. 23Destacó entre los treinta, pero no igualó a los tres. David lo puso al frente de su guardia personal. 24De los treinta eran también: Asael, hermano de Joab; Eljanán, hijo de Dodó, de Belén; 25Samá, de Jarod; Elicá, de Jarod; 26Jeles, el peleteo; Irá, hijo de Iqués, de Tecoa; 27Abiezer, de Anatot; Mebunay, el jusita; 28Salmón, el ajojita; Maray, el natufita; 29Jeled, hijo de Baná, de Netof; Itay, hijo de Ribay, de Guibeá de Benjamín; 30Benaya, de Paratón; Edi, de los valles de Gas; 31Abialbón, de Arabá; Azmavet, de Bajurín; 32Eliajbá, el saalbonita; Yasen; 33Jonatán, hijo de Samá, el ararita; Ajián, hijo de Sarar, el ararita; 34Elifélet, hijo de Ajasbay, de Maacá; Elián, hijo de Ajitéfel, el guilonita; 35Jesra, del Carmelo; Paray, de Arbé; 36Yigal, hijo de Natán, de Sobá; Baní, el gadita; 37Selec, el amonita; Najaray, de Berot, escudero de Joab, hijo de Seruyá; 38Irá, de Yetir; Gareb, de Yetir; 39Urías, el hitita. En total treinta y siete.

will be added

X\