1 Samuel 27

1David pensó: –Cualquier día voy a morir a manos de Saúl. No tengo otro remedio que refugiarme en el país de los filisteos. Así desistirá Saúl de perseguirme por todo el territorio de Israel, y escaparé de sus manos. 2Entonces David se pasó con sus seiscientos hombres al rey de Gat, Aquis, hijo de Maón. 3Y se quedaron con Aquis en Gat él y sus hombres, cada uno con su familia; David con sus dos mujeres: Ajinoán de Jezrael y Abigail, mujer de Nabal, del Carmelo. 4Saúl fue informado de que David había huido a Gat, y no volvió a buscarlo. 5David dijo a Aquis: –Si de verdad me aprecias, dame un lugar en alguna de las aldeas del campo para establecerme, porque no está bien que tu siervo viva junto a ti en la ciudad real. 6Aquel mismo día Aquis le asignó Sicelag. Por eso Sicelag pertenece a los reyes de Judá hasta el día de hoy. 7David pasó en territorio filisteo un año y cuatro meses. 8David y sus hombres salían y atacaban a los guesuritas, guerzitas y amalecitas, porque estos son los pueblos que habitaban la zona que va desde Telán, en dirección al pueblo de Sur, hasta Egipto. 9David destruía la región y no dejaba con vida hombres ni mujeres; se llevaba ovejas, bueyes, burros, camellos y vestidos. Al regresar, iba donde se encontraba Aquis, 10y cuando Aquis le preguntaba: –¿Dónde han atacado hoy? David respondía: –En la zona del Négueb perteneciente a Judá. O bien: –En la zona del Négueb perteneciente a Yerajmeel. O bien: –En la zona del Négueb perteneciente a los quenitas. 11David no permitía que trajeran con vida a Gat ni hombres ni mujeres, para que no informaran de lo que hacía. Este fue su modo de proceder durante todo el tiempo que permaneció en territorio filisteo. 12Aquis se fiaba de David, pensando que se había enemistado con su pueblo Israel y que estaría a su servicio para siempre.

will be added

X\