1 Reyes 6

1El año cuatrocientos ochenta de la salida de Israel de Egipto, cuarto del reinado de Salomón sobre Israel, en el mes de Ziv, que es el segundo, comenzó Salomón a construir el templo del Señor. 2Este templo tenía treinta metros de largo, diez de ancho y quince de alto. 3La sala que había delante del edificio central tenía diez metros de largo a lo ancho del edificio y cinco de ancho a lo largo del mismo. 4En el templo hizo ventanas con rejas, 5y construyó, pegada al muro del templo, una galería alrededor de todos los muros del templo, en torno al santuario y al lugar santísimo, e hizo habitaciones laterales alrededor. 6La galería de abajo tenía dos metros y medio de ancho; la del medio, tres; y la tercera, tres y medio; pues había reducido la parte exterior del templo, para no tener que empotrar las vigas en los muros. 7En la construcción del templo se emplearon piedras previamente talladas en la cantera, de modo que mientras se construía el edificio no se oyó golpe de martillo, de cincel ni de ninguna otra herramienta de hierro. 8La puerta de entrada a la galería de abajo estaba al lado derecho del edificio; por una escalera de caracol se subía a la del medio, y de ésta a la tercera. 9Cuando Salomón terminó de construir el edificio lo decoró con un artesonado de cedro. 10Construyó una galería de dos metros y medio de alta y la trabó al edificio con vigas de cedro. 11Entonces el Señor dijo a Salomón: 12–Por haber edificado este templo te prometo que si caminas según mis leyes, pones en práctica mis preceptos y cumples todos mis mandamientos, cumpliré contigo la promesa que hice a tu padre David. 13Habitaré en medio de los hijos de Israel y no abandonaré a mi pueblo Israel. 14Terminada la construción del templo, 15recubrió las paredes interiores con tablas de cedro, desde el pavimento hasta las vigas del techo, todo el interior; el suelo lo recubrió con tablas de ciprés. 16Revistió los diez metros de la parte posterior con tablas de cedro, desde el suelo hasta las vigas; y destinó su interior para camarín o lugar santísimo, 17mientras que los veinte metros de delante del lugar santísimo constituían el lugar santo. 18Todo el interior era de cedro, con bajorrelieves de frutos y de guirnaldas de flores, todo de cedro; no se veía la piedra. 19En el fondo del edificio, por dentro, preparó el lugar santísimo, donde se colocó el arca de la alianza del Señor. 20El lugar santísimo tenía diez metros de largo, diez de ancho y diez de alto, y lo cubrió de oro puro. 21Levantó un altar de cedro delante del lugar santísimo, lo recubrió de oro puro y puso cadenas de oro delante del mismo. 22Revistió de oro todo el interior del templo, de arriba abajo, y todo el altar del lugar santísimo. 23Puso en el lugar santísimo dos querubines de madera de olivo de cinco metros de altura. 24Cada una de las dos alas de los querubines medía dos metros y medio; o sea, cinco metros de un extremo al otro. 25La medida y la forma eran las mismas para los dos. 26La altura de los querubines era de cinco metros. 27Puso los querubines en la parte interior del templo con las alas desplegadas; el ala de uno tocaba una pared, y el ala del otro la opuesta; las otras dos alas se tocaban una con otra en medio del edificio. 28También revistió de oro los querubines. 29Hizo esculpir los muros exteriores del templo con bajorrelieves de querubines, palmas y guirnaldas de flores, por dentro y por fuera. 30Recubrió de oro el pavimento del templo por dentro y por fuera. 31Hizo puertas de madera de olivo para la entrada del lugar santísimo; los marcos de las puertas tenían forma de pentágono. 32Las hojas de la puerta eran de madera de olivo con tallados de querubines, palmas y guirnaldas de flores; las recubrió de oro, incluso los querubines y las palmas. 33También para la entrada del santuario hizo jambas de madera de olivo, cuadrangulares, 34y dos puertas de madera de ciprés, cada una con dos hojas giratorias, 35y tallados de querubines, palmas y guirnaldas de flores, recubriendo todo de oro exactamente ajustado a las figuras. 36Construyó, finalmente, el atrio interior con tres hileras de piedras talladas y una de vigas de cedro. 37El año cuarto, en el mes de Ziv, se pusieron los cimientos del templo del Señor; 38en el año undécimo, en el mes de Bul, que es el octavo mes, quedó completamente terminado el edificio con todo lo preceptuado. Se construyó, pues, en siete años.

will be added

X\