1 Crónicas 15

1David construyó para sí casas en la ciudad de David, y para el arca de Dios levantó allí una tienda de campaña. 2Luego ordenó: –Los levitas son los únicos que pueden transportar el arca de Dios, pues para ello y para su servicio perpetuo han sido elegidos por el Señor. 3David convocó en Jerusalén a todo Israel para trasladar el arca del Señor al lugar que le había preparado. 4Convocó a los hijos de Aarón y a los levitas: 5Entre los descendientes de Queat, al jefe Uriel con ciento veinte familiares; 6entre los meraritas, al jefe Asayas con doscientos veinte familiares; 7entre los guersonitas, al jefe Joel con ciento treinta familiares; 8entre los descendientes de Elisafán, al jefe Semeyas con doscientos familiares; 9entre los descendientes de Hebrón, al jefe Eliel con ochenta familiares; 10entre los descendientes de Uziel, al jefe Aminadab con ciento doce familiares. 11Luego llamó David a los sacerdotes Sadoc y Abiatar y a los levitas Uriel, Asayas, Joel, Semeyas, Eliel y Aminadab, 12y les dijo: –Ustedes son los jefes de las familias levíticas: purifíquense ustedes y sus hermanos y suban el arca del Señor, Dios de Israel, al lugar que para ella he preparado. 13Por la ausencia de ustedes, el Señor, su Dios, nos castigó la vez anterior, al no comportarnos según la ley. 14Así pues, los sacerdotes y levitas se purificaron para trasladar el arca del Señor, Dios de Israel. 15Los levitas la transportaron apoyando los varales sobre sus hombros, como había dispuesto Moisés por orden del Señor. 16David mandó a los jefes de los levitas que dispusieran ordenadamente a sus hermanos los cantores con todos los instrumentos musicales de acompañamiento –arpas, cítaras y címbalos– para tocar bellas y alegres melodías. 17Los levitas encargaron de ello a Hemán, hijo de Joel el merarita, al levita Asaf, hijo de Baraquías, y a Etán, hijo de Cusayas. 18Y con ellos, en segundo lugar, sus parientes: Zacarías, Uziel, Semiramot, Yejiel, Uní, Eliab, Benayas, Maseyas, Matatías, Elifélet, Micneyas, Obededón y Yeiel como porteros. 19Los cantores Hemán, Asaf y Etán tocaban los címbalos de bronce; 20Zacarías, Usiel, Semiramot, Yejiel, Uní, Eliab, Maseyas y Benayas, arpas agudas; 21y Matatías, Elifélet, Micneyas, Obededón, Jeepiel y Azazías, cítaras a la octava; 22Quenanías, jefe de los levitas portadores del arca y muy experto, actuaba de maestro de ceremonias; 23Beraquías y Elcaná hacían de porteros cerca del arca; 24y los sacerdotes Sebanías, Josafat, Natanael, Amasay, Zacarías, Benayas y Eliezer, tocaban la trompeta ante el arca de Dios; Obededón y Yejías eran igualmente porteros junto al arca. 25David, los ancianos de Israel y los jefes de mil asistieron alegres al traslado del arca de la alianza del Señor desde la casa de Obededón. 26Y como Dios asistía a los levitas en el traslado del arca de la alianza del Señor, se sacrificaron siete toros y siete carneros. 27David llevaba un manto de lino, lo mismo que todos los levitas portadores del arca, los cantores, Quenanías que era el maestro de ceremonias, y los porteros. David llevaba también el efod de lino. 28Todo Israel siguió el traslado del arca de la alianza del Señor entre gritos de júbilo al son de bocinas, trompetas, címbalos, arpas y cítaras. 29Cuando el arca de la alianza del Señor llegaba a la ciudad de David, Micol, hija de Saúl, vio por la ventana cómo saltaba y danzaba David delante del arca, y sintió un profundo desprecio por él.

will be added

X\